Imagen Autopublicacion
Imagen Libro
La auto-publicación también sigue el proceso editorial.

En otra nota hemos visto la diferencia entre los tipos de publicación, aquí quiero centrarme en la actividad de los autores independientes como editores de sus propios libros o auto-publicación, cuyo resultado final será un libro de autor. Si estás buscando conocer acerca del tema, espero que esto te ayude.

Lo primero que debemos saber si queremos publicar nuestros textos es el proceso editorial, para ello, atendamos las acciones que las editoriales tradicionales realizan. Recuerda que las editoriales tradicionales, comerciales o universitarias, son aquellas que no te cobran por sus servicios, tú sólo entregas tu poemario, novela o cuentos y te avisarán cuando esté terminado y listo para la presentación.

El proceso lo podemos enlistar del siguiente modo:

  • Corrección de estilo. Un experto revisará tu documento y dará el visto bueno, si ya no tiene faltas ortográficas y gramaticales.
  • Edición. Una persona se encargará de darle “cuerpo” a tu texto y revisará la coherencia narrativa, por lo que será el especialista en tu tema. Por lo regular, el editor y diseñador trabajan de la mano. El editor, igualmente, hará tu registro ante INDAUTOR, es decir, el ISBN, una vez que se termine el diseño.
  • Diseño editorial. El diseñador hará la maquetación, es decir, irá haciendo las cajas para que tu libro al imprimirlo se vea bien bonito. En el diseño de interiores, verá que la organización de la información e imágenes sea la adecuada y revisará la ilustración o imagen para tu portada. Por lo regular, es quien también se encarga de las pruebas de impresión.
  • Después de la edición y diseño viene la impresión de los ejemplares.
  • La distribución también es parte del proceso, la editorial colocará tu obra en las librerías, ferias, plataformas de ventas, etcétera.
  • Y no podría faltar la publicidad (entrevistas, comerciales, marketing, redes sociales, etcétera).

Estos pasos son importantes que tú los conozcas, para que puedas seguirlos o, bien, si necesitas ayuda, saber en qué momento pedir la intervención de un tercero.

Auto-publicación con editoriales independientes

Ahora bien, si deseas autopublicarte con el apoyo de una editorial independiente, editor o ediciones, considera primero las diferencias en sus servicios.

Recuerda que hay editoriales independientes muy prestigiosas y que algunas hacen coediciones para evitar el cargo al autor, en este caso, la publicación se acerca a las editoriales tradicionales más que a la auto-publicación.

Imagen libro de autor
La auto-publicación con editoriales independientes es una delas actividades más recurrentes por los autores independientes.

La diferencia entre ediciones, editor y editorial se centra en sus actividades y figura fiscal. Una editorial será una figura moral (pública o privada), mientras que las ediciones son personas con actividades empresariales y un editor será quien prestará sus servicios profesionales.

Las ediciones no tienen que hacer la distribución, tienen sello editorial, pero están limitadas en sus acciones. Las editoriales son las que realizan todo el proceso, porque tienen los derechos y obligaciones legales, por ello, distribuyen en las librerías, ferias del libro y otros lugares. Un editor que presta sus servicios de manera independiente tampoco podría hacer el trámite del ISBN, sino está dado de alta para tal fin (ante el SAT e INDAUTOR), aunque está aún más limitado para hacer una distribución.

Las editoriales independientes como lo he señalado en el artículo: “Publicaciones: ¿cómo publicar?”, se han vuelto muy populares, sobre todo, aquellas que te cobran por “publicarte”. Así, se vuelve más bien una auto-publicación, por ello, a estas editoriales también se les conoce como “editoriales de autoedición”.

Estas editoriales cobran al autor los gastos para el editor, diseñador, impresor y otro personal que puede intervenir (asistente de editor, vendedor, ilustrador, etc.). Por lo que, es el autor quien cubre los gastos. Aquí es donde te puedo decir que hay que tener cuidado.

Observaciones para la auto-publicación con editoriales independientes

  • Algunas editoriales independientes no lo son, pues no están dadas de alta ante el SAT, así que no harán el registro ante INDAUTOR (ISBN). A veces, sólo es una persona que es el “editor” y te esté ofreciendo el servicio de edición e impresión, pero le llaman “publicación”. Y, aunque no lo creas, puede servir, si el editor tiene buenas relaciones culturales, de lo contrario tu obra corre el riesgo de perderse, pues no hay registro que lo respalde. Y, de lo que se trata, es que el autor / autora sea quien brille con su libro.
  • Hay editoriales independientes, que una vez que les pagas, no trabajan en promocionar tu texto, pues a final de cuentas, lo que les interesa es lo que tú les hayas pagado. Así, te dan los ejemplares que, por cierto, debes comprar, para que los vendas. Algunos más listillos todavía te dicen que se quedarán con los “derechos de tu obra”, que en realidad son los derechos de distribución, porque tú eres el autor/autora.
  • Existen otras, que son totalmente deshonestas, pues te cobran por diseño y resulta que sacan las imágenes de internet o, bien, ni siquiera hacen la maquetación personalizada. Una práctica bastante común, pero que compromete tu obra.
  • Ahora bien, hay editoriales independientes hechas por colectivos, como las cartoneras. Aquí ellos te “imprimirán” con un proceso casero, algunas indican que cada ejemplar se hará de manera individual. Es decir, que, al hacerlo a mano, el resultado artesanal será único. A mí me gusta este tipo de trabajo comunitario. Aquí el detalle es que casi nunca tramitan el ISBN por el tema del SAT. Al final, podría ser una versión de tu libro para obsequio o edición limitada.
  • Te comento de pasada que el ISBN puede ser tramitado por el mismo autor / autora (auto-publicación), por un editor (persona física) o una editorial (persona moral u empresa). Pero, si tú tramitas el ISBN como Autor/Editor, no debes tener “sello editorial”, pues se entiende que tú eres la autora-editora, además de que INDAUTOR no lo aceptará.
  • Muchas editoriales le dicen al autor que tramiten su propio ISBN, si esto es así ¿para qué querrías una editorial?
  • Por todo lo anterior, cuando busques una editorial independiente, pregunta cuáles son los servicios editoriales que te darán por su costo. Analiza todos los puntos, pues hay editoriales que, así como llega tu texto (con erratas o descuidos) será impreso (digo impreso y no publicado, porque si no tienes el registro de INDAUTOR, entonces sólo es una impresión, no una publicación).

Por supuesto, publicar con una editorial independiente no es malo, es lo de hoy, pues están desplazando a las editoriales tradicionales, sólo te aconsejo negociar: qué te ofrece cada una por tu dinero. Por lo anterior, decidir con plena convicción que si no quieres el ISBN, está bien; si sólo buscas una impresión de tu obra, también está bien; si no requieres distribución, también no hay problema. Pero tú tienes que saberlo antes de contratar. 

Auto-publicación: libro de autor

Ahora bien, si tú quieres autopublicarte haciendo todo el proceso, es decir, ser el corrector de estilo, editor, diseñador, impresor, distribuidor y publicista, está bien, sólo considera que es un trabajo enorme. También está la posibilidad de que, aunque seas Autor/Editor (es la forma en que te darás de alta en INDAUTOR), puedas contratar los servicios profesionales de un experto, por ejemplo, un corrector de estilo o un ilustrador, de este modo tú tendrás el control de cómo quieres que salga tu libro.

Para ser editor de tu propia obra, o hacer una edición de autor, contempla aprender un poco sobre los diferentes rubros:

  • Corrección de estilo. Aprender por medio de cursos de redacción y ortografía o, bien, utilizar plataformas especializadas para revisar tu texto. También ayuda dar a leer tu texto a alguien, sino te es imposible contratar a un especialista, pero debe tener mejor ortografía que tú.
  • Diseño y edición. Tomar cursos de diseño editorial, así como aprender a manejar programas de diseño y edición, con los cuales crear tus libros. No es necesario que te vuelvas un experto, sin embargo, es bueno que tengas conocimientos para evitar errores de aficionado. La parte más arriesgada es calcular el lomo, pero lo subsanas con una calculadora online, la cual depende de los valores en el gramaje del papel y la cantidad de páginas.
  • Impresión. Esta parte es muy delicada, y puedes leer sobre el tema en internet, para que conozcas las diferencias en los distintos tipos. También es importante que al cotizar preguntes qué tipo de servicios brindan (offset, digital), qué tipo de papel te darán para interiores y la cubierta (cubierta). Regularmente, para obras de literatura se utiliza papel cultural, si lleva imágenes a color (fotografía o literatura infantil) se utiliza bond blanco. En cuanto a la cubierta es común la cartulina sulfata o couché. Si piensas en imprimir en tu casa, entonces el reto se encuentra en las impresoras, que no te darán la calidad de los profesionales, pero si aprendes cuáles son las más adecuadas (tamaño, color, calidad) podrías obtener resultados buenos.
  • La distribución será uno de los aspectos con mayor dificultad, pero utiliza todos los canales disponibles (librerías independientes, ferias de libros para autores independientes, las plataformas de venta como Amazon, Google o Bubook).
  • La publicidad será un buen impulso para tu libro: anúncialo en tus redes sociales, haz un booktrailer, organiza presentaciones (y ahí mismo vende algunos ejemplares) tanto presenciales como online. Participa de cualquier actividad que se te ocurra para compartir tu obra.
Imagen Auto-publicacion
¿Auto-publicación?

Cabe decir que si tú eres Autor/Editor no es necesario que te des de alta ante el SAT como editor, sólo pagar los derechos correspondientes al impuesto. Aquí puedes revisarlo. Así que si eres un trabajador asalariado que quiere publicar sus poemas, no te preocupes. Una ventaja de la auto-publicación es que tú decidirías, acorde con tu presupuesto, cuántos ejemplares imprimir, igualmente, los beneficios económicos (si los hay) al vender tus libros.

Recuerda tener tus cuentas claras: cuánto estarías invirtiendo (si contratas un ilustrador, el pago del ISBN, el tipo de impresión, etcétera), así indicar el precio para cada ejemplar. No dejes pasar tampoco en el costo, tu trabajo como escritor. En el caso de la impresión, sopesa si te conviene una impresión de offset de mil ejemplares, o a lo mejor una impresión digital con 100 ejemplares.

Al ser tú el autor(a)/editor(a), considera los diferentes métodos de impresión, incluyendo las caseras o las realizadas por colectivos, igualmente, para evitar invertir más dinero, podrías revisar el tema de la impresión bajo demanda que se utilizan en algunas plataformas como Amazon, así tendrías tu libro disponible sin comprar ejemplares.

En la impresión bajo demanda sólo se imprime tu obra cuando un comprador lo solicita a la plataforma. En otro artículo, explicaré los pasos para editar y subir tu libro a Amazon, si eres un autor independiente.

*Si deseas tomar un curso sobre auto-edición y auto-publicación, te comparto el que tengo en UDEMY.


Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.